Lámparas de reconocimiento

Nuestra serie EMALED 200 se ha diseñado especialmente para las salas de tratamiento y reconocimiento. Las lámparas de reconocimiento se pueden posicionar fácilmente y ofrecen una luz excelente de alto contraste con bajo consumo energético.

Las lámparas de reconocimiento de la serie 200 se pueden montar en el techo, en la pared o también están disponibles en forma de lámparas estándar con ruedas.

Iluminación sin sombras y buen rendimiento cromático

Con su elevada potencia de iluminación de 50 000 lux y un campo de luz de 140 mm, los 7 ledes posibilitan la iluminación sin sombras del área de trabajo. El buen índice de rendimiento cromático de la luz led «fría» de 95 Ra y el espectro próximo a la luz solar de 4500 K garantizan un alto contraste y, por tanto, una visualización detallada de la herida. Se pueden ver las gradaciones de color más sutiles en el tejido.

Eficiencia económica también en salas de tratamiento

El bajo consumo energético de la lámpara de reconocimiento de solo 10–15 W, junto con la prolongada vida útil del led de un mínimo de 50 000 horas, garantizan unos costes operativos bajos. El bajo coste de servicio y la prolongada vida útil garantizan el funcionamiento seguro y los bajos costes de mantenimiento de nuestras lámparas de reconocimiento.